jueves, 17 de abril de 2008

despedida


entre arboles viaja la luz que recorre mi mente,
el bosque se ilumina de pureza y verdad,
yo que no se todo lo que deberia saber intento retener la luz en la cueva de la ilusion,
mirando mas alla de la verdad intento caminar siguiendo el rastro de las huellas que dejo tras de mi al caminar,
la mirada indecisa,
las lagrimas temerosas de salir se ocultan en el lugar que jamas debio de existir,
pero cierto es que no puedo llorar, no puedo soportar mas el dolor,
se que tengo que dejar que salga ,
es tan dificil,
tanto tiempo juntos y tengo que decirle adios,
adios triste dolor, adios.
javier j c

1 comentario:

Darilea dijo...

El adiós tan doloroso y a veces tan necesario.
El dolor ha de encontrar el remedio para convertirse en un suspiro que se evapore en el tiempo.
Déjalo libre.
Un besito.