domingo, 20 de abril de 2008

adios


era do noche , solo se que era de noche,
tu sombra se escondía de mi,
yo como un loco poseído por recordarte,
caminaba buscando ese débil rastro de tu esencia,

busque mas allá de lo que pude ver!
y no vi nada.

tu olor flotaba en el aire como suave hilo de seda,
y te busque,
y no te vi.
sabia que el tiempo y el olvido serian mis fieles compañeros,
cabalgarían sin cesar en su empeño por cumplir su cometido.
y te busque ,
y no supe que buscar ,

el tiempo y el olvido
ya
estaban
aquí
y no supe que buscar

2 comentarios:

Enredada dijo...

Hola Javi,
es hermoso este poema, creo que me identifico y mucho... eso de te busqué y no supe que buscar...
mil besos

Trini dijo...

Sucede que, cuando la espera se alarga infinita, llega el momento que ya ni sabemos que esperamos...

Saludos